redes sociales

1

UD. NO LO HAGA: El “tema” del vestido de graduación

11 de noviembre de 2013 Author: Trini Tags:

Hace unos días, una querida amiga que aún está en cuarto medio, me pidió consejos para elegir entre 2 vestidos que tenía muy vistos en Nasty Gal. El motivo: la flamante fiesta de graduación. Mi respuesta fue: ninguno.

Para mi fiesta de graduación de cuarto, todo como que llegó a mi. Mi “parejo” se invitó solo y mi mamá me encontró la tienda (NODO) donde me compraría mi vestido. Pero voy a ser muy objetiva conmigo misma: el vestido no era feo ni me quedaba mal (no me quedaba increíble tampoco), pero no era usable para ninguna otra ocasión…o sea sí, un par de matrimonios de la época, pero para mis 18 no tenía muchos conocidos que se quisieran casar.

Negro (bien id) -  Strapless (mal id) y Asimétrico abajo (dudo), terminaba con unas cuentas de mostacillas bordadas en el mismo vestido.

Hoy me pondría un vestido directamente corto y no asimétrico, que destacara mis piernas para darme la altura que no tengo y tuviera o un lindo escote o una linda espalda (no las dos cosas juntas), y usaría algo ojalá negro que me haga usar sostenes y no strapless porque hay que acordarse que uno baila hasta que el sol te acompaña al otro día y es una lata andar moviendo y subiéndose el vestido. Lo acompañaría de unos zapatos choros (plateados o con cut-outs) con taco con terraplén ojalá para que me acompañen all-night (no soy de las que se pone hawaianas a las 2am, yo muero digna hasta el final) aros lindos y un maquillaje y pelo en manos de expertos. Fin.

Pero ese es mi criterio de hoy, que conozco mi cuerpo, lo que queda bien en 1.80 y en 1.62 mts. Lo que se ve precioso con photoshop v/s lo que se ve bien en mi espejo…y a las 6 am sin estilistas ni maquillajes que te retoquen nada. Por eso mismo, a mi amiga le dije: ” porfa imagínate que tienes 23 y estás mirando las fotos de tu fiesta de graduación…¿te van a gustar?. No lo vas a encontrar “too much” o simplemente que no es para ti?”. Me dijo “jajaja me pasa eso hoy cuando miro mis fotos de octavo básico”. Bien! …la había hecho entender.

Por lo mismo, y porque se me ha ido repitiendo el caso estos días, con la humildad de la experiencia, de los condoros propios y del “Been there,done that”, mis consejos para que escogan con amor su vestido de graduación.

1. LLEVE LA MODA – NOT: Para el concierto taquilla, la fiesta de chela veraniega, el evento “x” o el festival de música de moda, ponte y disfrázate con lo que quieras: de Milley, Rihanna o Lady Gaga…da lo mismo, esta permitido, todo bien. Pero las fotos de tu fiesta de graduación, al igual que las de tu matri, las vas a mirar harto…por lo menos un par de años. Quizás los metalizados y las transparencias estén muy de moda, pero ¿te vas a poner metalizados si eres insegura con tu cuerpo?. Porque solo lo ensancharán, aviso. Y si tienes mucha pechuga, te vas a poner una espalda infinita transparente? Porque los parches son para tapar no para sostener nada, y te compro el dolor del día siguiente. No seas una víctima de la moda nunca, menos en esta ocasión.

2. MÍRATE EN UN ESPEJO CUERPO COMPLETO: Son lindos los vestidos largos, pero quizás no los más sentadores en cuerpos menores a 1.65mts. Los cut-outs déjalos para los zapatos porque en vestidos solo compactaran tu cuerpo. Si tu cuello no es muy largo y sientes que te juega una mala pasada, olvídate de los “statement necklace” y trata de mantener esa área limpia y acompañarla de un escote generoso que alargue tu torso y cuello. Los brillos y las lentejuelas “Rapsodia Style” son preciosos pero incómodos, pesados y poco sentadores. Los vestidos de princesa de Topshop de gasa y lentejuelas son HERMOSOS pero si no quieres “englobar” tu figura entonces no lo lleves porque tienen un corte a la cintura que infla todo.
Mírate en un espejo de cuerpo completo y piensa qué es lo que más te gusta de tu cuerpo y lo que menos. Anótalo, y empieza a destacar y ocultar según ese criterio.

3.MÁS NO ES MÁS: Típico que encuentras que hay un vestido “muy piola” que te queda muy bien y te gustaría que existiese ese vestido de tus fantasías igual a ese otro pero más despampanante. Ya, el error ahí es no detenerse a pensar que el vestido no es todo el look, pero que verse bien sí es lo principal junto con sentirse cómoda. La solución ahí es usar ese vestido “perfecto” y “enchularlo”. Un maquillaje impactante cambia todo junto con un pelo soñado de portada de Cosmopolitan. Accesorios precisos y preciosos y zapatos que hagan a todas mirarte de pies a cabeza. Y listo! problema solucionado.

Ojalá a algunas estos tips las ayuden, y si tienen dudas hagan el ejercicio mental de pensar si en 4 o 5 años más ese look les va a seguir pareciendo increíble.

EXITO!!