redes sociales

[LOUIS VUITTON] FYI en su colección S/S 2013

11 de octubre de 2012 Author: Trini

 

Lo más bizarro que me ha pasado en la vida hasta ahora, fue estar en primera fila de uno de los desfiles más esperados del año de la marca francesa insignia por el ya hace años aclamado y más famoso diseñador. Me refiero a Louis Vuitton por Marc Jacobs, en Paris. Fueron meses de insistir, con una confirmación de último minuto que me llevó a un cambio de fecha de pasaje de por medio cuya multa costaba en sus inicios (previo a mi insistencia patológica) casi otro pasaje. Luego esto bajo gracias a mi magister en “insistencia”. Seguía siendo terrible pero cuando me pasan estas cosas hago lo que me dijo una vez mi querido amigo Pipo del colegio cuando me encontraba atascada entre 2 autos en una estrecha calle con mi viejo escarabajo en el centro de Santiago: “ Trini en estos casos lo que tení que hacer es cerrar los ojos y acelerar nomás”. Les recomiendo a todos esta frase porque es aplicable en muchos aspectos de la vida.

Y así fue como se concretó mi asistencia al desfile. La hora de este eran las 10am. 9:30am me puse como meta llegar, y si bien el desvelo me tenía despierta desde antes de las 7 la vida se encarga de hacerme llegar siempre 15 minutos tarde a todo. 9:45 y entré corriendo con mucha gente bien vestida, muchas Prada, Louis Vuitton personalizadas y Hermes por doquier. Miu Miu y Balenciaga se aparecían también. Yo decidí que a falta de presupuesto para looks de gala, el look masculino es siempre bien recibido en una mujer, neutralizando presupuestos. Así, con pitillos de cintura alta grises oscuro, blazer negro, camisa de jeans y un gran collar dorado que combinaban con mis dignos y bellos Prune de gamuza altos, entré. Sin mi invitación física en la mano agradecí en la puerta la buena organización porque mi nombre estaba en la lista igualmente. Sin embargo, sin invitación física era imposible constatar que yo sí tenía un asiento en las graderías con mi nombre y que no era parte de la gente que atrás asistía con invitaciones “standing” (de pie). No sé cómo convencí a los guardias para que sin invitación igual me dejasen entrar por los accesos de primera fila (el poder de la mente de mi parte, el stress de ellos). Ahí estaba, al lado del director creativo de Elle US Joe Zee y la ex editora de Vogue Paris Corine Roitfeld. Con el show por empezar y yo sin encontrar mi nombre en los cientos de asientos, ví como las luces comenzaban a bajar, y en 3 segundos decidí hacerme invisible para que nadie me dijese nada y quedarme estratégicamente bien instalada frente a la pasarela, con la mejor visual, es decir, la que se le reservan a los medios. Todos con sus enormes cámaras, y yo, con mi Iphone  . Sé que me odiaron, pero “el que sabe, sabe”.

Lo que sigue a continuación es una puesta en escena que aún no creo viví en persona. Estamos hablando de la misma marca que hace un año puso trenes a vapor en la pasarela con modelos saliendo de ellas vestidas de viajeras antiguas.

El motivo de este año fue un homenaje al monograma de la marca. Con diseños que en una estética Mod hicieron alusión a la línea de marroquinería de la marca. Así, 56 modelos desfilaron en parejas, bajando de 4 altísimas escaleras mecánicas y de forma monótona y mecanizada para pasearse en unos pasillos de ajedrez en amarillo y blanco.  Todo brillante reluciente, acharolado. Maravilloso.

Los guiños a los 50-60 es clara y se manifestó por sobre todo en los accesorios (pelo y pies) tanto como en el maquillaje y pelo. Los colores que acompañanaban al blanco en cada look eran el negro, gris, chocolate, verde y el amarillo (rumoreado como el “nuevo negro”).

 Les dejo un video exclusivo del cierre de este, que hice con mi multifacético teléfono :p

*** Agradecimientos: María Paz Villegas y María Paz Reymond.